Bóveda de crucería

boveda-de-cruceria

Entre las estructuras características de la arquitectura gótica se encuentra la bóveda de crucería, también llamada bóveda nervada, la cual se compone de dos bóvedas de cañón apuntado, dispuestas en forma cruzada. Esta estructura, así como el arbotante y el arco apuntado son las más emblemáticas de la tendencia gótica.

Este tipo de estructuras está muy presente en edificaciones religiosas y las primeras de este tipo se ubicaron en Italia e Inglaterra producto de que ha sido Europa la que en su mayoría ha dado uso a este tipo de construcción.

En Italia son emblemáticas de este modelo de construcción las iglesias de San Sabino de Piacenza, San Ambrosio de Milán, San Nivel de Pavía, Rivolta d’Adda y San Lázaro de Milán. Se estima que fueron construidas entre los años 1100 y 1130. En Inglaterra se distingue la Catedral de Durham.

El empleo de este diseño arquitectónico se difundió a mediados del siglo XII.  Es de notar que posteriormente, con el descubrimiento de América, la colonización y la  evangelización, en toda América Latina se levantaron numerosas estructuras de este estilo.

boveda-de-cruceria

Características de las bóvedas de crucería

La bóveda de crucería es una forma avanzada de la bóveda de arista, utilizada en el período románico. Está integrada por los arcos que le dan estructura y los elementos o paños que abarcan los espacios entre los arcos.

Los arcos se levantan primero, conformando un armazón esbelta y resistente. Luego, los paños intermedios se rellenan y dan paso a las bóvedas, las cuales quedan rodeadas transversalmente por los arcos fajones y longitudinalmente por los llamados arcos formeros.

Se dice que este tipo de diseño surgió por con el objetivo de lograr espacios amplios techados o cubiertos. Para lograr el volumen interior deseado, se distribuyeron equilibradamente las fuerzas verticales y horizontales, lo cual permitió reducir el grosor de los muros y los contrafuertes.

Otra característica de esta estructura es que los muros pueden ser sustituidos por ventanales vidriados, los cuales aportan gran luminosidad.

Variantes de las bóvedas de crucería

Existen algunas variantes de las bóvedas de crucería. La más extendida es la cuatripartita o simple, que consta de dos arcos diagonales que forman cuatro segmentos de plementerías o paños (espacio entre los arcos).  La bóveda sextapartita contiene un tercer arco transversal que hace que se confirmen 6 paños.

En la  bóveda de ligadura o reticulada, los nervios o arcos forman una retícula en la que no se distingue la división entre tramos. Esta construcción se observa en el Monasterio de Maulbronn, en Alemana. Otras formas más elaboradas son la bóveda de estrella y la bóveda de abanico, desarrolladas hacia el final de la fase del gótico.

Presupuesto Gratis
close slider


Presupuesto sin Compromiso