Cómo lijar una pared

como-lijar-una-pared

Antes de pintar una pared es necesario saber cómo lijar una pared, para dejar la superficie totalmente lisa sin protuberancias que vayan a dañar el acabado, pues si se dejan grumos, al pasar la pintura quedarán mal las superficies, para lijar una pared lo puede hacer con lija a mano o con lijadora eléctrica.

Debe tomar en cuenta que es un trabajo muy agotador, más si los metros cuadrados son bastantes, pues requiere de gran esfuerzo físico para dejar la superficie de la pared bien lisa, puede tomar algunas semanas terminar por completo el trabajo.

Antes de comenzar el trabajo es recomendable tener todo a la mano para que no sea motivo de retraso a la hora de terminar la obra, debe tener la herramienta, limpiar las superficies, tapar el suelo para poder limpiar todo más fácilmente y usar unos lentes plásticos transparentes para evitar que le caigan residuos en los ojos.

como-lijar-una-pared

A comenzar el trabajo

Si va a lijar a mano, busque un taco de madera y corte la lija a su medida, la pega allí para que pueda agarrarlo mejor y comenzar el alisado, al lijar es recomendable que lo haga en dirección a la veta para que la superficie quede lo mejor posible, cada cierto tramo es bueno pasar la mano para sentir cómo va quedando el trabajo, para las molduras pequeñas es recomendable hacerlo sin el taco, pues ayudará a pasar la lija con mayor cuidado por esos lugares.

Si lo hace con la lijadora eléctrica, es la misma técnica, solo que podrá hacerlo con menos esfuerzo físico y más corto tiempo, igualmente por las molduras, es mejor hacerlo a mano con el papel lija sin taco, con el fin de poder hacer el trabajo más minuciosamente.

En la web, existen muchos videos donde puede ver cómo lijar una pared, ahora, si usted no tiene el tiempo para hacer el trabajo o no se siente con la habilidad para hacerlo, nunca está de más contar con un profesional, representa un poco más de inversión, pero puede asegurarse que el trabajo quedará bien hecho.

Presupuesto Gratis
close slider


Presupuesto sin Compromiso